Soluciones innovadoras para impulsar la sostenibilidad en la logística de los alimentos

Como industria, debemos seguir con el trabajo colaborativo con los clientes para priorizar y obtener los beneficios de la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en todas las operaciones.

Las operaciones empresariales sostenibles en cuanto al ambiente son algo más que algo con lo que es bueno contar para las empresas globales. En la actualidad, los consumidores, los clientes y el planeta lo exigen cada vez más. Si bien la mayoría está de acuerdo en que es un área que merece más atención, el hecho es que todavía no es una hazaña pequeña de lograr. Sin embargo, hay pasos graduales que pueden dar las empresas para posicionarse como líderes en un mundo sostenible.

Las operaciones logísticas requieren grandes cantidades de inversión y espacio para satisfacer las crecientes necesidades de los consumidores, lo que plantea grandes desafíos. La demanda de energía se amplía aún más en el caso de los productores de alimentos y bebidas, donde se requiere un control preciso de la temperatura y una logística puntual en toda la cadena de suministro. Sin embargo, junto a esos obstáculos se presenta una inmensa oportunidad para desarrollar soluciones creativas que conserven los recursos del mundo, protejan el medioambiente y promuevan la eficiencia que beneficie al cliente y mejore las iniciativas de la empresa.

Si se reduce al mínimo el área ocupada de los almacenes, se hace lo mismo con los residuos en el transporte y se mejoran los ecosistemas con las últimas tecnologías; una organización puede mitigar su impacto ambiental y, al mismo tiempo, conseguir una ventaja competitiva.

Reducir al mínimo el área ocupada del almacén

Empecemos por el almacén. Imagine un centro de distribución. Es probable que se imagine una estructura gigantesca de 18 580 metros cuadrados en algún lugar del centro del país, donde abundan los espacios abiertos. Por supuesto, muchas de estas instalaciones todavía existen, pero como la industria compite por el suelo y es consciente del impacto ambiental, podemos hacer más con menos.

Cuanto más pequeño sea el almacén, menores serán los costes operativos y de entrada de una instalación determinada, en especial porque el crecimiento del comercio electrónico amplía la demanda y el precio del espacio de almacenamiento. Sin embargo, para funcionar en un espacio más pequeño sin comprometer la capacidad, las empresas deben condensar el almacenamiento y preservar el acceso, lo que es una tarea más fácil de decir que de realizar. Para ello, las soluciones automatizadas como los centros de microprocesamiento, que cada vez más utilizan las tiendas de comestibles para responder a los pedidos en línea, pueden ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos, en especial porque el comercio electrónico es cada vez más hiperlocal.

Un estudio del que informa Food Logistics señala que los tamaños promedio de los microprocesamientos son de 464 a 2 322 metros cuadrados, en comparación con un informe de CBRE que indica que el tamaño promedio de los almacenes recién construidos ha aumentado a 17 158 metros cuadrados en 2017. Con esta tecnología, que convierte la parte trasera de una tienda de comestibles en un minialmacén dedicado a los pedidos en línea, se utiliza una función de recuperación automatizada para entregar, a pedido, artículos almacenados con anterioridad a los empleados. Estas soluciones también ayudan a eliminar la laboriosa selección pasillo por pasillo que realizan los empleados para preparar los pedidos personalizados, lo que libera tiempo y recursos valiosos para otras necesidades.

También es importante tener en cuenta que, una vez construidas las instalaciones, será muy costosa una revisión completa del hardware para actualizar un almacén con las últimas tecnologías. Por ello, una solución clave es empezar con un sistema definido por software, que puede enrutar las mercancías en segundo plano, lo que les permite a los ingenieros aumentar la eficiencia con actualizaciones en cualquier momento. La flexibilidad que se incorporó a estos sistemas significa que, a medida que aprendemos nuevas formas de ahorrar energía, podemos aplicarlas según sea necesario, sin necesidad de actualizar la infraestructura física.

El paletizado de cajas mixtas puede reducir la cantidad de palés que se envían a las tiendas para su reabastecimiento, lo que beneficia tanto al minorista como a sus proveedores de alimentos y bebidas.

El informe de sostenibilidad de Dematic

Durante más de dos siglos, Dematic ha estado a la vanguardia de la innovación para nuestros clientes. Con “novedades” en cada iteración de la revolución industrial, hemos desarrollado las tecnologías que definieron la industria de la manipulación de materiales, con la mirada puesta siempre hacia delante para intentar resolver los problemas del mañana e imaginando sus soluciones hoy. Cuando se trata de la sostenibilidad, el futuro de nuestro planeta depende de las acciones que todos nosotros emprendamos. Dematic, junto con las demás marcas de KION Group, realiza importantes mejoras de forma continua en nuestros productos, lo que lleva a la ciudadanía corporativa a la vanguardia de nuestra estrategia de personas con el fin de garantizar un planeta sano para las generaciones futuras:

Reducir los residuos en el transporte

Una vez que un producto está listo para entregar, hay más opciones que considerar. Para impulsar los objetivos de sostenibilidad del transporte, es hora de que las organizaciones piensen más allá de los combustibles alternativos o los envases reciclables y busquen soluciones creativas, como los envases con corte adaptado. Todos, alguna vez, hemos pedido algo pequeño por Internet, para encontrarlo en una caja 3 o 4 veces más grande cuando llega a nuestra puerta. Para combatir este desperdicio, los envases con corte adaptado utilizan cajas diseñadas específicamente para los artículos que contienen, y las empresas se benefician con ello si colocan más productos en los camiones, lo que reduce el espacio mal usado y ahorra energía.

Otra tecnología que gana adeptos es la logística de las cajas mixtas. La logística de las cajas mixtas permite que las empresas paleticen con exactitud los productos que necesitan: artículos específicos en cantidades variables, adaptados a la disposición individual de cada pasillo de una tienda, en lugar de palés fijos de los mismos productos. El paletizado de cajas mixtas puede reducir la cantidad de palés que se envían a las tiendas para su reabastecimiento, lo que beneficia tanto al minorista como a sus proveedores de alimentos y bebidas. Esta tecnología que es una combinación de hardware y software avanzado y, en promedio, puede eliminar de la carretera un semicamión por semana para una operación determinada.

Actualizar los ecosistemas con nueva tecnología

En las instalaciones más grandes, que son responsables de la manipulación de grandes cantidades de mercancías, las empresas pueden ahorrar energía de otras maneras. Algunas tecnologías, como los motores de las cintas transportadoras, cada vez más eficientes, son respuestas intuitivas a las necesidades de sostenibilidad. Pero en la industria actual, el tema de moda sigue siendo la robótica.

Los almacenes tradicionales suelen necesitar kilómetros de cintas transportadoras fijas para transportar los paquetes dentro de una instalación. En los últimos tiempos, los robots móviles autónomos (AMR) intervienen para cumplir el mismo propósito de una manera más eficiente desde el punto de vista energético. Estos robots recuperan y transportan los palés solo cuando es necesario, por lo general, en una zona específica del almacén, lo que ayuda a reducir el consumo total de energía. Los robots no operan en una vía fija, sino que se mueven con libertad por el almacén: cuando un empleado necesita un artículo que se encuentra en una zona distinta de las instalaciones, el AMR utiliza la inteligencia artificial (IA) para determinar la ruta de recuperación más eficiente y entrega el artículo solicitado directamente a su destino.

En estas instalaciones de última generación, los robots no son la única respuesta. Pensemos en un centro de distribución que alberga toneladas de pesados palés apilados a cerca de 100 pies de altura. Cuando llega el momento de acceder a uno de estos palés, una grúa depende de la potencia de frenado para bajar esa carga al suelo de forma lenta y segura. Por lo general, se desperdicia la energía que se crea en el proceso de frenado. Pero una nueva tecnología, con vistas a ahorrar energía, almacena esa energía de frenado, la convierte en electricidad y la aplica a otras áreas del almacén, como los sistemas de cintas transportadoras.

Si se reduce al mínimo el área ocupada de los almacenes, se hace lo mismo con los residuos en el transporte y se mejoran los ecosistemas con las últimas tecnologías; una organización puede mitigar su impacto ambiental y, al mismo tiempo, conseguir una ventaja competitiva.

Crear la sostenibilidad en las operaciones

Son cada vez más los clientes que no dudan en exigir información sobre sostenibilidad a sus proveedores. Los clientes quieren ver que los proveedores invierten dinero en hacer productos más eficientes desde el punto de vista energético, con una reducción de los residuos y de la huella de carbono. Las empresas esperan que se adopte un enfoque de colaboración y que se trabaje con los proveedores para encontrar soluciones sostenibles que encajen de forma natural en las infraestructuras existentes.

Si hay una constante a la hora de mejorar la sostenibilidad en la logística, es que las empresas no pueden alcanzar estos objetivos de forma aislada. Por el contrario, las empresas deben incorporar la sostenibilidad al proceso de toma de decisiones y reconocerla como una disciplina en sí misma. Primero pregúntese: “¿Qué impacto ambiental tienen nuestras operaciones?” Entonces, “¿Dónde podemos marcar la mayor diferencia?” A menudo, las respuestas a estas preguntas requieren gestores de proyectos que se dediquen a mejorar la sostenibilidad, que conozcan los pormenores de un mercado en particular, como su sector alimentario específico, y que puedan perfeccionar las tecnologías específicas dentro de las operaciones de la empresa.

Finalmente, esto es solo el principio de lo que es posible en la logística alimentaria y la sostenibilidad. Como industria, debemos seguir con el trabajo colaborativo con los clientes para priorizar y obtener los beneficios de la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en todas las operaciones.

Este artículo apareció originalmente en línea, en la revista Food Logistics.

Historias relacionadas

Comencemos

Cuéntanos tus necesidades y nuestros expertos te guiarán en el proceso

Rellena el formulario o llámanos

+34 (91) 205 7700