El almacén con temperatura controlada

Automatizado en comparación con tradicional

Las razones comerciales para automatizar el almacén con temperatura controlada, ya sea congelador o frigorífico, son más fuertes que nunca. Cada vez hay más operaciones de distribución de alimentos y bebidas que se replantean en cuanto al diseño de los almacenes tradicionales. En comparación con los almacenes tradicionales con temperatura controlada, estos son los beneficios principales de una mayor automatización:

Menor superficie de construcción: como los almacenes automatizados se caracterizan por su configuración en altura, se requiere una menor superficie de construcción. Por lo general, la superficie ocupada del edificio es de un 25 % de un almacén tradicional.

Reducción del espacio cúbico: como el almacén automatizado utiliza una configuración de alta densidad, se requiere menos espacio cúbico para la misma cantidad de almacenamiento. Esta reducción es de alrededor del 25 % al 35 %.

Ventaja fiscal: la construcción de un edificio automatizado suele incluir una construcción con el soporte de estanterías. A diferencia de la estantería con un almacén tradicional, el edificio con soporte de estanterías tiene una ventaja fiscal. (Se puede amortizar como maquinaria, lo que tiene una estructura fiscal más favorable).

Ahorro de energía : los costes de la utilización de la energía se reducen con la configuración de alta densidad del almacén automatizado (más almacenamiento en menos espacio refrigerado). Los costes energéticos de la refrigeración son mayores que los de la calefacción. La mayor parte de las pérdidas se producen en el techo. El AS/RS tiene una menor superficie de techo. El ahorro de energía oscila entre el 35 % y el 50 % con el almacén automatizado. (Nota: Es probable que los precios de la energía sigan en alza).

Mejor control de entrada y salida de los congeladores : las puertas del almacén automatizado de congelados son más pequeñas y se abren menos, lo que brinda más eficiencia operativa gracias al ahorro de energía.

Reducción al mínimo de la exposición a entornos agresivos: en el almacén automático de congelados no se necesitan trabajadores. En cambio, la logística de pedidos y la consolidación de la carga se producen en el muelle de envío/recepción a temperatura ambiente. La eliminación de la mano de obra en el duro entorno de los congeladores supone una mejora de la ergonomía de los trabajadores, una mayor productividad laboral y el fin de los problemas de contratación de trabajadores que se relacionan con la cobertura de puestos de trabajo que requieren trabajar en un congelador. Las tasas de rotación de los empleados en los puestos del entorno de los congeladores tienden a ser altas.

Menor descongelamiento : el almacén tradicional descongela una vez al día, el almacén automatizado descongela una vez a la semana. Esto significa un ahorro de energía.

Reducción de daños: debido a que el almacén automatizado no requiere carretillas elevadoras que se operen de forma manual, se pueden eliminar los daños a las estanterías, al producto, a las puertas del congelador y a las instalaciones. (Las reparaciones de los daños en las estanterías son muy costosas). En promedio, es posible que un almacén tradicional de congelados tenga que sustituir una puerta del congelador una vez al mes debido a los daños que puedan causar las carretillas elevadoras.

Control del tiempo de inactividad : en un almacén tradicional, si los empleados no están disponibles, no se realiza ninguna operación. Si la tecnología está parada, los responsables tienen el control directo para volver a ponerla en marcha.

Mayor seguridad: no se permite la presencia de personas en los pasillos del almacén automático, lo que elimina los problemas de seguridad. En los almacenes tradicionales, las carretillas elevadoras que se manejan de forma manual crean riesgos de seguridad.

Mejora de la precisión del inventario: el control informático preciso de la ubicación del inventario en el almacén automatizado elimina los errores de ubicación que se producen con el método manual de la carretilla elevadora para la salida del almacenamiento. (Con el almacén tradicional, a veces el inventario puede “perderse” temporalmente en el almacén). Además, la precisión del inventario se traduce en una característica de venta para las operaciones de almacén de congelados que solicitan contratos de 3PL. Los posibles clientes de 3PL están muy impresionados por los proveedores de servicios que implementan una tecnología capaz de brindar una precisión de inventario en extremo alta.

Omisión del recuento físico del inventario : con el almacén automático, no es necesario realizar recuentos físicos del inventario. Esto reduce los costes operativos.

Mejora de la precisión de los pedidos: el beneficio general de la ubicación precisa del inventario en el almacén y la rotación del inventario FIFO es la mejora de la precisión de los pedidos. Asimismo, el coste de un pedido inexacto para un distribuidor de alimentos es significativo. Cuando un cliente necesita un producto alimenticio, ese cliente lo necesita el día de la entrega. En caso de que se entregue un pedido inexacto a un cliente, será necesario realizar una costosa entrega urgente para satisfacerlo (que implica que el envío corregido en una fecha posterior no es una opción, el cliente necesita el producto ese día). El coste de arreglar un pedido incorrecto oscila entre 100 y 500 dólares en promedio. Los almacenes tradicionales pueden experimentar varios errores de recogida al día. Los sistemas automatizados pueden experimentar un error de recogida una vez al mes.

Alta tasa de la logística de pedidos : a causa de la alta precisión del inventario con el almacén automatizado, las tasas de la logística de pedidos (capacidad de cumplir con los pedidos) se acercan al 100 %.

El control del peso agrega precisión : por lo general, los sistemas automatizados incluyen balanzas automáticas incorporadas. Estas balanzas verifican el peso de las cargas, captando así un posible problema de precisión.

Rotación FIFO: con el control informático del inventario en el almacén automatizado, la frescura de los productos está garantizada por la rotación de las existencias FIFO. Esto reduce en gran medida los problemas con los productos vencidos. Con el almacén tradicional, los operadores de las carretillas no siempre recogen primero el inventario más antiguo al realizar las tareas de logística de pedidos.

Control del producto “en cuarentena”: con el sistema automatizado, el inventario que está en cuarentena se bloquea de forma electrónica.

Mejora de la integridad del producto: con el sistema automatizado, los palés están espaciados a la perfección, de modo que el aire del congelador pueda circular de forma adecuada, lo que asegura la calidad del almacenamiento en el congelador.

Mejora de la reputación del servicio: los clientes esperan que los pedidos sean precisos una vez que se haya establecido la tendencia; los clientes son menos propensos a culpar primero al distribuidor por un error, ya que la precisión de los pedidos es muy alta. La mayoría de las veces, los clientes descubren que el error fue provocado por ellos mismos.

Obligación de la disciplina en las operaciones: un sistema automatizado fuerza la disciplina del sistema, de tal manera que hay pocas posibilidades de colocar el producto en el lugar equivocado.

Historias relacionadas

Comencemos

Cuéntanos tus necesidades y nuestros expertos te guiarán en el proceso

Rellena el formulario o llámanos

+34 (91) 205 7700