DEMATIC BLOG

Omnicanalidad

La automatización como arma disruptiva para lograr una experiencia omnicanal

La automatización como arma disruptiva para lograr una experiencia omnicanal

A nivel mundial estamos siendo testigos del crecimiento del eCommerce como uno de los sectores más en auge para las economías globales y que, con un volumen de 2,3 trillones de dólares estadounidenses, está reflejando lo mucho que han cambiado las expectativas de los consumidores hacia la era de la omnicanalidad.

Todo ello es resultado de la irrupción de la digitalización, que ha llegado, a escala internacional, para reformular no solo al cliente sino también los modelos de negocio de tres actores principales del consumo: los retailers (mayoristas y minoristas), los fabricantes y las cadenas de suministro (desde el almacenamiento de la mercancía, hasta su transporte).

El hecho de tener un público objetivo hiperconectado y con una vida casi 100% digital, hace que cada vez se haya convertido con más fuerza en un usuario con conocimientos tecnológicos, poder de decisión y de lo más exigente. Un nuevo paradigma que trae la necesidad de configurar nuevos espacios de consumo digitales que no solo se ven interconectados desde fuera, sino que necesitan la automatización y la tecnología de puertas para dentro de las cadenas de suministro, con el propósito de ofrecer una experiencia tan omnicanal como la que demandan.

En esta línea, cabe destacar que cerca del 41% de los consumidores mundiales utiliza dos o más canales durante el proceso de una sola compra. Así lo aseguran datos arrojados por un estudio de Zebra en el que también se precisa que “el 64% de los compradores virtuales piden que el producto sea enviado a su casa, el 34% lo retiran en la tienda y el 15% lo envían a una ubicación alternativa”.

“El 64% de los compradores virtuales piden que el producto sea enviado a su casa, el 34% lo retiran en la tienda y el 15% lo envían a una ubicación alternativa”

Ante un ecosistema omnicanal como este, ¿cómo se puede cumplir con los tiempos, la calidad, la flexibilidad y la exigencia del usuario? Logrando visibilidad en el inventario, precisión en la gestión del stock, una actualización constante y automática del almacén y otros muchos factores que contribuyan a la satisfacción del cliente final.

Procesos logísticos automatizados provén la experiencia omnicanal

Para lograrlo, retailers y fabricantes han trasladado gran parte de su estrategia a conseguir cadenas de suministro cada vez más digitales, previsoras y, por consiguiente, automatizadas (que es la forma más rápida y ágil de llegar a dicha meta).

El objetivo es llegar a garantizar la escalabilidad de las entregas de las mercancías al tiempo que crecen las ventas online. Dicho así, parece sencillo, pero es una de las tareas más complicadas en términos de logística y muchas empresas todavía están buscando la clave que los lleve a ello.

Si además tenemos en cuenta que el panorama actual y la tendencia del consumidor está llevando a confluir el mundo físico y el digital hasta la simbiosis perfecta de la omnicanalidad, la estrategia logística debe ser mucho más precisa.

Soluciones logísticas para una omnicanalidad exitosa

La forma de solventar los grandes retos que se reflejan en las necesidades omnicanales de los clientes, dependerán de la naturaleza de los negocios. No será igual cuando se trate de un minorista que de un mayorista y la estrategia seguirá cambiando según el tamaño y/o la variedad de dimensiones de producto en stock que pueda tener la compañía en cuestión.

Sin embargo, hay algunas soluciones automatizadas que pueden dar con la tecla a la hora de resolver determinados problemas que surgen en el camino del retailer hasta la omnicanalidad y la experiencia satisfactoria de un cliente.

Las soluciones Pouch Sorter o clasificadores de bolsas, por ejemplo, van a dar respuesta a los hándicaps de organización, secuenciación y clasificación de piezas en el almacén. Con ellos es sencillo optimizar los procesos y su uso se traducirá de forma directa en la capacidad para cumplir con los tiempos de entrega de los pedidos a tienda o eCommerce. Asimismo, son sistemas interesantes para la gestión de la logística inversa, entendiendo a esta como el proceso de devoluciones de las compras.

En segundo lugar, las soluciones Goods-to-Person (mercancía a persona) son las que más se acercan a solucionar este aspecto. La clave es que con ellas se mejora sustancialmente la precisión de los pedidos y esto puede tener un efecto directo sobre la cantidad de operarios en almacén y, sobre todo, el tiempo de procesamiento que requiere cada pedido.

Cabe destacar la función de las ya clásicas soluciones Goods-to-Robot, que forman parte de la identidad más genuina de Dematic y se caracterizan por la integración de tecnologías de visión avanzada, software, brazos robóticos o pinzas que hacen que la costosa labor de recolección pase al olvido. Lo positivo de ello es que estas soluciones son capaces de escanear y verificar en pocos segundos el contenido de los paquetes o bultos entrantes, determinando la ubicación de cada pieza y transfiriéndola hasta su lugar correspondiente para efectuar el envío.

Si nos fijamos en uno de los grandes desafíos de la omnicanalidad, es que la rapidez que exigen los consumidores no permite hacer una distinción calmada de los paquetes a entregar y si una gran cantidad de ellos debe ser gestionada de una sola vez, que tengan tamaños distintos puede suponer un problema. Por eso, otra solución interesante es la de los AGV`s o vehículos de guiado automático.

Un nuevo concepto omnicanal: Microfulfillment

La tendencia de las ventas se ha dado la vuelta por completo. Antes acostumbrábamos a ver tiendas físicas que empezaban a lanzar su eCommerce para competir con los nuevos players del mercado y no quedarse fuera. Ahora, las tiendas minoristas nacen en la red y evolucionan hacia el éxito instalándose físicamente en puntos neurálgicos de las grandes ciudades como estrategia para lograr dos objetivos: hacer marca y utilizar el potencial de la ubicación de la tienda como microhub.

Esta es una vía, ya común, de encontrar la rentabilidad al modelo físico-digital y que da la posibilidad a los minoristas de ofrecer una experiencia omnicanal a través de la gestión logística en su propia tienda, creando el nuevo concepto de micro-fulfillment donde pueden actualizar sus pedidos, atender a sus clientes de forma muy directa, hacer la entrega a las pocas horas de realizarse la compra, eliminar el coste del envío y fomentar el cross selling. Esto sería un buen ejemplo de éxito omnicanal.

A partir de aquí, la tendencia es a modernizar estos espacios de microalmacenes en las propias tiendas con el fin de sofisticar todavía más la técnica y poder entregar mercancías y gestionar la logística inversa directamente desde allí.

Para lograr esta sofisticación, ya han nacido diversas tecnologías que se están implementando con mucho éxito. Como las soluciones Microfulfillment de Dematic, que tienen por objetivo llevar la innovación global de la cadena de suministro a las micro-operaciones logísticas que tienen lugar en las pequeñas instalaciones de almacenaje, también conocidas como trastiendas, de los minoristas.

Así, la opción de llevar la automatización a su nivel más flexible y personalizado diseñando microhubs punteros para que las tiendas puedan dar respuesta a la imparable tendencia de los pedidos online, ya es posible con la tecnología, las capacidades, el software y las mejores prácticas de Dematic.

Tampoco hay que perder de vista que, cualquier sistema automatizado, debe contar con un software completo como eje fundamental de la operativa. De esta forma, el almacén debe contar con una plataforma de software eficiente que llegue a ser capaz de gestionar los pedidos de forma ágil, planificar el inventario en tiempo real, configurar un flujo de comunicación directo entre el almacén y los operadores logísticos y que unifique toda la información operacional y de gestión del ciclo de vida de la instalación permitiendo tomar decisiones basadas en datos elevando el centro logístico a su máximo rendimiento y reduciendo los costes totales de la operación.

“Una operativa omnicanal eficiente debe estar gobernada por una plataforma de software inteligente que eleve el centro logístico a su máximo rendimiento y reduzca los costes totales de la operación y permita tomar decisiones basadas en datos.”

Seguir automatizando para llegar al punto álgido de la omnicanalidad

Tanto retailers como fabricantes continúan apostando por nuevas tecnologías y por la automatización de determinadas tareas para apoyar el desarrollo de su estrategia omnicanal y eso también pasa por aportar a los operarios software y hardware con el que trabajar más cómoda y rápidamente.

Como hemos visto, la gran parte de las soluciones de automatización se centran en las tareas del trabajador, la clasificación y selección de los pedidos, la previsión de la demanda y la planificación para mejorar el equilibrio del inventario mediante análisis de datos.

Por ello, ya es común ver en los almacenes a los operarios equipados con tablets y ordenadores de mano con escáner, eliminando el papel para validar y controlar los inventarios y ofreciendo a los decisores de la estrategia información en tiempo real con la que tomar determinaciones más fácil y rápidamente.

En definitiva, la automatización es la herramienta clave para lograr alcanzar el punto más álgido en la omnicanalidad, que llega de forma exitosa alineando la estrategia logística y la de venta de los retailers.